Visita a las obras del proyecto Caña a la Caña financiado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) a su paso por el municipio de Algemesí

Lo proyecte «Caña a la caña» cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU.

27 de febrero de 2024. El alcalde de Algemesí, José Javier Sanchis Bretons junto con Paqui Momparler Orta, presidenta de la Mancomunidad de la Ribera Alta en representación del Consorcio de la Ribera Alta y Jorge Rodil, regidor de parques y jardines, y espacios naturales de Algemesí, han visitado las obras del proyecto Caña a la caña a su paso por el municipio de Algemesí.

Durante la visita por la zona de actuación, técnicos del proyecto Caña a la caña han realizado una explicación técnica a las autoridades de las actuaciones y se han contextualizado dentro de todo el proyecto. Representantes de la fundación Limne han explicado las acciones en materia de comunicación, formación y participación ciudadanas previstas en el proyecto.

Para la consecución del objetivo principal que se persigue en este proyecto, se han definido un total de seis acciones que agrupan una serie de actuaciones enfocadas a tal fin. En el caso del municipio de Algemesí, actualmente se están llevando a cabo tres de estas acciones.

La primera acción es la gestión y control de especies exóticas invasoras con eliminación de la caña mediante sombreado, está acción se está llevando a cabo actualmente, con una duración de trabajo en el lugar de unas dos semanas para realizar el recubrimiento, el posterior descubrimiento se llevará a cabo en unos dieciocho meses aproximadamente.

La segunda acción que se está realizando es la gestión y control de la vegetación autóctona con una gestión del arbolado que se lleva a cabo en aquellos casos en que se ha constatado un peligro para la seguridad de las personas o como peligro derivado de los riesgos de inundación.

El objetivo final, además de la restauración medioambiental de la zona, es hacer valer el Júcar y acercar este espacio de elevado valor a la ciudadanía, es por eso que el proyecto también incluye actuaciones de sensibilización y concienciación ciudadana que desarrolla la Fundación *Limne.

El Consorcio de la Ribera y la Fundación Limne han anunciado la creación de un gran corredor verde entre Sumacàrcer y el mar, centrado en la conservación y mejora del río Júcar a través de acciones de gestión y control de especies invasoras, recuperación de vegetación autóctona, retirada de material obstructivo, transformación de zonas de cultivo abandonadas para generación de espacio natural fluvial y estabilización y retroceso de márgenes.

Las acciones diseñadas para este gran corredor verde involucran una superficie de 124.358 m² a lo largo de 75 km del río Júcar a su paso por los municipios de Sumacàrcer, Antella, Gavarda, Castelló, Alberic, Benimuslem, Alzira, Algemesí, Albalat de la Ribera, Polinyà de Xúquer, Sueca, Riola, Fortaleny y Cullera.

La fundación Limne ha movilizado a casi 300 ciudadanos dentro de las actividades de participación del proyecto y espera al finalizar la campaña educativa implicar 29 centros escolares, el que supone 7.500 escolares implicados al proyecto.

FONDOS EUROPEOS

El proyecto presentado por el Consorcio de la Ribera y Limne, denominado «Caña a la caña», ha sido beneficiado con 3.747.949,03 € en una convocatoria de ayudas, impulsada por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), para la restauración de ecosistemas fluviales y la reducción del riesgo de inundación en los entornos urbanos, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU.

La convocatoria, que recibió un total de 230 propuestas, ha seleccionado 37 proyectos, entre las cuales se encuentra «Caña en la caña», al presentar iniciativas que impulsan soluciones basadas en la naturaleza que, además de restaurar e incrementar la biodiversidad y los valores ambientales del Júcar, contribuyen significativamente a reducir los riesgos de inundación en sus tramos urbanos. Además, el proyecto se ocupa de sensibilizar en la población sobre la importancia de la restauración fluvial como herramienta para reducir el impacto de las inundaciones y de transferir el conocimiento adquirido en otros municipios con problemas similares, de forma que se multiplican los beneficios de la iniciativa.

Facebook
X (Twitter)
YouTube
Instagram
Ir al contenido